Plaza de Doña Elvira, nº7, 41004. SEVILLA
fundacionamalio@fundacionamalio.com
(+34) 954 562 101 | (+34) 686 30 18 85
Ma-Vie 11:00-14:00 y 18:00-21:00 / Sáb 11:00-14:00

El mundo de Esperanza

Las actividades de Amalio tienen un denominador común: Andalucía. Se trata de una interpretación pictórica y apasionada de esta tierra; es la fase de pintura testimonial y del realismo poético que se plasman en esta serie de cuadros.

La famosa Esperanza Suárez Montoya, sus hijas, sus nietas. A todas las retrató una y otra vez, en especial a la propia Esperanza. Toda esta obra constituye lo que él llamó “El mundo de Esperanza”. Esta serie es tan profundamente realista que a uno se le estremece el alma al ver la raza vestida de negro, totalmente negro, bello rostro marcado por los años y la dulce mirada perdida en el recuerdo de la vida, del llanto sin lágrimas, con la pena contenida en un nudo en la garganta.

El mundo de los gitanos

¿Cómo llegar y adentrarse en el espíritu del mundo gitano? ¿Cómo entenderlo?

Para llegar a plasmar este carácter único y sacar a la luz ese mundo interior hace falta algo más que la mano maestra que pinte la luz y los colores, hace falta un pintor luminoso y humano que sea capaz de albergar en su corazón, lleno de humanidad, tanta realidad de pasión, dolor y camino de que se compone la vida de los gitanos.

Amalio le quita al gitano todo lo superfluo, todos los abalorios y nos deja con la dignidad y sobriedad que los caracteriza.

A Esperanza, su modelo gitana, la pinta con el mismo respeto y la misma dignidad con que retrata a hombres ilustres.

El historiador Álvaro Huerga fue el primero que osó el atrevido parangón de Amalio con García Lorca en sus respectivos tratamientos pictórico-poéticos del tema gitano; así, en la revista Estampas de La Habana (Cuba), bajo el epígrafe ‘Los raros captadores’ dice:

Por eso son pocos y aun quizás con limitaciones, los privilegiados que han podido acercarse al misterio. Entre esos pocos yo destacaría a García Lorca y Amalio García del Moral. García Lorca ha hecho saltar en el yunque chispas en verso sonoro y rotundo de la intimidad gitana (…) García del Moral ha captado en la inspiración de sus pinceles, el desgarro y la sonrisa, el misterio a trozos palpitante. Y lo ha captado con voz idéntica pero distinta de García Lorca.

Apostolado Proletario

Los hombres del sur, evocados en el poema que Amalio recitó ante las puertas del palacio hispalense de las Dueñas, el 7 dejulio de 1975, para celebrar el Centenario del nacimiento de Antonio Machado, nos sirven de base para acercarnos a ese otro credo humano que Amalio reflejó en su duro Apostolado Proletario. Será la propia Esperanza quien lo encabece bajo el lema: Andaluza, de profesión la tristeza.

Le acompañan un vendedor ambulante y un metalúrgico, un vendedor de loterías y un campesino, un poeta y un obrero… un silencio de siglos, resignado.

DISEÑADO POR TEMPOCREA Y DORIS SÁNCHEZ SALAS